“Casa de Villaverde”, edificio del año 1.546.

Su origen y construcción se deben a la familia Morales, una de las doce que forman el escudo de los DOCE LINAJES de Soria (poderosa institución nobiliaria de apellidos ilustres, que grandes servicios de armas y letras prestó a la Corona).

Se conservan la fachada y parte de la estructura central. El resto son añadidos de los distintos propietarios que a lo largo de la historia la han habitado, habiendo sido, desde cuadra de ganado a vivienda de anticuario.

Precisamente el anticuario D. Luis Ruiz González de Prado y su esposa Doña Blanca García Fernández, son quienes la salvan de la ruina y la restauran en el año 1972.